Como todos saben mi nombre es Rubí.

Les voy a contar mi historia a partir de que entré a la Universidad. Ingresé a mi carrera en el 2008, y como aún no sabía qué sería de mi vida (cosa que aún no me queda muy clara) decidí estudiar lo que en aquél entonces me apasionaba: economía y finanzas. Podía pasar horas y horas y más horas leyendo teoría económica, finanzas bursátiles, micro y macro economía.

Era genial.

A medida que cursaba mi “formación profesional” Participé en un montón de concursos, talleres, charlas, eventos… en relación al emprendimiento. Fue allí en donde me di cuenta de muchas cosas que me gustaban y otras que no, lo cual me ayudó mucho para saber lo que realmente quería.

Suena como si les estuviese vendiendo la idea de algún seminario o algo así, pero no.

Conocí  a mucha gente que nunca creí conocer, me animaba a hacer otras cosas, a salir de mi zona de confort. En mi camino universitario tuve mis primeros emprendimientos, mis primeros fracasos y mis primeros éxitos. El más reciente: “Clic and ready.” mi primer emprendimiento de e-commerce.

No considero a Clic and ready un fracaso, más bien, algo que pude haber hecho mejor, y que retomaré muy pronto, pero de eso hablaremos después.

 

 

Prácticas profesionales

Yo no veía el hacer mis prácticas profesionales como una obligación, de hecho podría decir que me divertí mucho. Colaboré con la Incubadora de empresas de mi universidad, y me tocó trabajar con varios programas como: INADEM y PRONAFIM. En el transcurso de, conocí a muchas personas geniales e interesantes, sin mencionar que se me abrieron un montón de puertas y oportunidades.

Era divertido.

Gracias a Aracely y Alberto tuve la oportunidad de trabajar en equipo y a ser más organizada. Sin mencionar el conocimiento adquirido.

Cuando salí de la universidad

Egresé de mi carrera en mayo del 2015 más o menos. Justo como vine a este mundo “sin saber de qué se trata esta vida”. Okno.  Un mes después recibiría mi primera propuesta de trabajo en el DF (el cuál no tomé por cuestiones económicas); sin embargo días después consigo un empleo interesante en Nav. Había dejado a un lado mis emprendimientos por un tiempo.

Mi primer empleo

Era raro trabajar para alguien cuando traes todo el feeling de haber trabajado en tu propia startup. Era extraño, sin embargo a pesar de que me costó adaptarme creo haberlo logrado. En este punto de mi vida aprendí muchas cosas, y considero haber experimentado un tabú que tenemos todos los emprendedores: “No está cool trabajar para otros”. Quizá, sin embargo en mi caso mi intención era aprender lo más posible de todos, hacer amigos, crear contactos, escuchar a otros.

En mi primer empleo conocí a mis amigos, a gente que me impulsó a hacer otras cosas, a Sensei, quién compartió conmigo su conocimiento, sus consejos, su amistad,  a personas que son muy valiosas.

Recuerdo que, en una charla que tuvo Steve Jobs en la Universidad de Stanford, decía que la vida se conecta a través de puntos, mismos que son momentos, personas geniales, y que gracias a esas conexiones llegamos a donde queremos llegar. Nunca había estado más de acuerdo.

Todos los días se aprende algo nuevo

Cuando la monotonía alcanza nuestras vidas, hace que nos sintamos raros, como que nos hace falta algo. Es de valientes querer buscar algo más, algo que nos llene, que nos haga sentir completos.

Lo que hago ahora

I’m working on it.