Utilidades

Cuando era niña era una exploradora.

No, no vendía galletas.

Me gustaba explorar el mundo y hacer muchísimas preguntas sobre todo.

Cuando tenía 5 años le pregunté a mi mamá por qué el gobierno no imprimía muchos billetes y se los regalaba a la gente, erradicando así, la pobreza.

Muy seguramente en algún punto de tu vida te habrás preguntado lo mismo.

Antes de contestar esa pregunta me gustaría introducirles a algunos conceptos básicos.

Oferta y demanda

No. Oferta no se refiere a algo que está con descuento.

Cuando hablamos del término oferta nos referimos a la cantidad de servicios y productos que se “ofrecen” en el mercado.

Demanda, por su parte es la cantidad o “dimensión” de aquellos que quieren esos productos y servicios.

Mercado

El mercado es donde se intercambian esos bienes y servicios por dinero.

Ahí es donde la oferta y demanda se encuentran. En una economía de libre mercado (en donde el gobierno no interfiere en esta) los precios de las cosas se determinan en base a la oferta y demanda.

¿Cómo puede intervenir el gobierno en la economía?

A través de reformas, impuestos a la producción, inversión en Gasto Público y demás. Todas estas acciones impactan de cierta forma a la economía y a los precios de los productos y servicios.

Por ejemplo, ¿recuerdas que en México agregaron el impuesto a las bebidas azucaradas a todos los refrescos? Esta acción ocasionó que estos subieran de precio ya que sus costos aumentaron.

Ya que en México somos el país con mayor consumo de Coca-Cola (por ejemplo) no afectó mucho la demanda de este. Sin embargo, en cualquier otro país, muy probablemente habría bajado el consumo de esta bebida.

-¿Qué rayos?

Lo explicaré en el siguiente punto.

¿Por qué el aguacate llegó a parecer un sube y baja?

Imaginen que en el mundo existen 5 aguacates. A mi no me gusta el aguacate (no me odien) así que por mi no hay problema.

Sin embargo, imaginemos que hay 10 personas que quieren comprar 1 pieza cada uno.

No necesitamos ser un genio en matemáticas para darnos cuenta que la oferta es menor que la demanda.

En este caso, el precio del aguacate subiría hasta las nubes. Cuando ocurre este desequilibrio entre la oferta y demanda sucede lo que llamamos inflación.

¿Qué pasa si fuese al revés?

Pues, sucedería lo contrario.

El precio bajaría.

Todo esto como podrán darse cuenta es como un juego. Y como en todos los juegos existen “malas prácticas”.

Cuando existe una “sobreproducción” de algún bien, (supongamos que se trata de tomates), muchos agricultores y empresas prefieren tirar y desechar toneladas de tomate para que de esta forma el precio suba.

Rubí, ¿no crees que te desviaste de la pregunta principal? D:

Un poco.

Sin embargo, ahora que hemos entendido esos conceptos podemos al fin revelar el secreto que aquejaba nuestra infancia.

No, no se trata de la identidad de Santa Claus.

 

¡Espera! No te vayas.

¿Por qué el gobierno no imprime dinero y nos hacemos ricos todos?

Para empezar “el gobierno” no es quien imprime el papel moneda.

Tal y como les comenté en Guía básica para entender las noticias de economía , quién se encarga de toda la oferta monetaria en México es Banxico.

Entonces, ¿por qué Banxico no ordena imprimir dinero y ya?

Resulta que en teoría existe una paridad entre el dinero que está en circulación con oro, petróleo , dólares y demás.

En los años 30’s existía una una equivalencia de 0.75 gr de oro = 1 peso MXN.

Por supuesto que, el dinero fiduciario (el que está respaldado por nada), se hizo popular. Cada vez que se imprime o sale al mercado moneda que no está respaldada, se crea DEUDA PÚBLICA.

Como en el ejemplo de los tomates y aguacates, a mayor cantidad de oferta de dinero, menor será su valor, si este no está respaldado.

Entonces si se imprimieran millones y millones de pesos y se repartiesen entre toda la población, pasarían dos cosas:

  1. El valor del peso bajaría considerablemente
  2. Se crearía una inflación monstruosa.

Esto simplemente porque todos comenzarían a gastar sus millones. Al haber un aumento en la demanda y con una oferta tremenda de dinero, naturalmente los precios de los bienes suben.

Cada peso valdría menos.

En México ha habido algunas iniciativas para aumentar el salario mínimo. Sin embargo, esta medida es como un espejismo. Esto es porque si bien los trabajadores nominalmente percibirían “más dinero” netamente este valdría menos.

No es que estemos condenados o algo por el estilo.

Es simplemente que dicho aumento no va de la mano a un aumento en la producción. Osea, se obtendrían los mismos resultados pagando más.

¿Por qué?

Por que los costos fijos de las empresas aumentarían, por ende los precios de los productos y servicios también.

¿Entonces qué hay que hacer?

Crear empleos productivos.

Producir, producir, producir.

Pero no cualquier producto/servicio. Producir tecnología.

Ser competitivos en el mercado internacional.

¿Tienes alguna duda? Recuerda que puedes escribirme: Hola@rubijimenez.com 😉